sábado, 30 de abril de 2011

the piper at the gates of down

Inspirado por Martín Herzog, que usa la metáfora western a menudo
Roland Ratzemberg, para correr en la Simtek tuvo que hipotecar su casa. Quieren saber quien también hipotecó la casa para llegar a destino? Walt Disney, con ""Fantasía".  Se me ocurre otra, el general Isoroku Yamamoto, que dejó todo el pacífico desprotegido y vacío redirigiendo el Japón en pleno para Pearl Harbor.Toda una apuesta confiante con un par de sietes en al mano, y Yamamoto era un exímio jugador de póker. 

La cuestión es: que mueve a este tipo de personas a entregar la estabilidad a cambio de una promesa? una autoconfianza descomunal que roza la megalomanía (y de ese tipo de histórias están llenos los bares y cementerios) Una pasión indomable por la lucha? Una convicción de destino dorado? Un episodio maniaco?

Roland Ratzemberg era sólo una promesa en el circo. Una promesa brillante, simpática y fresca como un nuevo bar en la playa.  Ah!! pero de ese tipo de promesas es que se nutre el mounstro caótico del Paddock, que fractura sueños y sonrisas con la misma paciente complaciencia con que le clava los dientes en el pescuezo a circuitos, corporaciones o inocentes aficionados. Y el austriaco sabía muy bien en lo que se metía. 

Creo, sospecho, intuyo, que en mi lucha cotidiana he encontrado la respuesta. Daniel Médici decía que en la escencia del automovilismo (y de las masacres escolares) está el desafío a la muerte. creo que también podemos concluir que si la muerte es una fecha inevitable, desafiar a la muerte será siempre un desafío al destino. Una afronta a la lógica macabra con que Religiones y gobiernos nos atan a una obediencia pastoril y milenaria: no depende de tí.

Roland vini, vidi, et dixit: sí, depende de mí... Y se subió al Simtek.

10 comentarios:

  1. é o sonho qu enos move a isso, e ter a cereza de vencerá. Com Roland infelizmente o sonho não se completou, ele apenas teve o gosto de andar em um F1, mesmo que por muito pouco tempo.

    OBS: A mulher do Mansell também hipotecou a casa dela pra que ele pudesse continuar na F3. Por isso que tem uma estátua dela na mansão onde eles moram, como gratidão pelo o que ela fez por ele.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la cita, amigo Luis. El recuerdo a ese gran olvidado llamado Ratzemberger te honra, y me refresca la memoria de aquél fin de semana nefasto.

    Pero atendiendo a tu encantadora entrada, me planteo hacer yo mismo algo así, y choco una y otra vez con una oposición infranqueable: mi mujer. Y por ello me pregunto ¿quién es la novia/esposa de Roland y otros tantos soñadores? ¿otra apasionada megalómana? Sería curioso hacer un libro con la historia de las grandes mujeres que soportan y aman a los grandes pilotos.

    Como siempre, grande Luis

    saludos

    ResponderEliminar
  3. Grande Xará,

    O ser humano é movido a sonhos, assim é o curso natural.
    Por mais que o tempo passe, sempre é triste relembrar aquele trágico fim de semana em Imola, duas vidas foram ceifadas...


    abs

    ResponderEliminar
  4. Quanto à história do Roland e de ter vendido tudo para "viver o seu sonho", lembro-me da história do George Mallory, que em 1924 tentou escalar o Evereste. Quando lhe perguntaram as razões pelo qual queria fazer aquilo, respondeu "porque está lá".

    Em suma, somos movidos pelo desafio. Sonhamos com coisas em criança do qual 99 por cento delas não se concretizam. Muitos seguem a sua vida, outros perseguem-na como se fosse uma obcessão. Para Ratzenberger, correr era a maneira que encontrou para ser feliz, e a Formula 1 deveria ser o seu pináculo. Nunca desistiu, mesmo estando no Japão. Quando conseguiu a oportunidade, agarrou-a com as duas mãos, dando o melhor. E foi assim que morreu: dando o seu melhor para prolongar o seu sonho.

    ResponderEliminar
  5. Marcos: cara não sabía essa história do Mansell. pensa se na hora de dar um DDRR a mulher não aponta pra estátua... porra, porqué não a fiz de sabão! pensa o bigode! kkkk

    MArtín: te lo mereces. Es tu estructura de metáforas toda que me parece elegante. y al aludir a los Western enriqueces el metalenguaje de tus textos. un delícia.
    el libro se llamará "las apasionadas por apasionados" y la primera a ser entrevistada es la mujerzilla de Alonso. vale entrevistar a mujeres de corredores de bolsa?

    Marclonso: homo sapiens: os há movidos a sonhos, os há movidos por medo, os há movidos pela inércia. temos vários modelos a sua disposição. só não tire uma costela porque já tentamos e deu muita dor de cabeça

    Paulo: cara, cé acabou escervendo a posdata do meu post. muito lindo e adequado. saiu dos teus textos e daqueles do Daniel.

    ResponderEliminar
  6. Uff los sacrificios que tienen que hacer los pilotos y muchas veces les pisotean los sueños, la verdad no conozco nada sobre roland Ratzemberger, sólo sé que murió el día antes q senna.. :s

    ResponderEliminar
  7. Bonito recuerdo para Ratzemberg.
    Nunca e podido borrar de mi cabeza su imagen con la cabeza ladeada ya sin vida

    ResponderEliminar
  8. Silf1:
    Sabes más que el promedio de los aficionados! claro es porque lees. En la vida de cada uno de esos pilotos hay mucha dedicación y búsqueda de excelencia. creo que faltan muchas anécdotas por contar todavía.

    Jaume:
    Yo tampoco... Son imágenes muy fuertes, cuando ví la película de Senna me quedé pensando en ellas.

    ResponderEliminar
  9. Estimado Luis,
    ¡Qué grande! Todavía hay gente que recuerda con cariño a las personas, huyendo del recuerdo de los personajes.
    Creo que Nigel Mansell también tuvo que hipotecar todo para poder correr en la F1. Pero eran otros tiempos cuando los corredores tenían fe en sí mismos y no eran producto de mercadotecnia.
    Saludos

    ResponderEliminar

sinta-sé a vontade de comentar em portugués
comentarios y ideas en español son bienvenidas