martes, 16 de febrero de 2010

Bernie and the crash test dummies


Si en 1995 Bernie hubiera dicho que la F1 podia vivir sin montadoras, probablemente lo habríamos llamado de loco. Aunque ahora dice cosas que realmente merecen una prescripción de Haloperidol y una enfermera (claro, oportunamente contratada por Mosley), la intención de Ecclestone al prescindir de las montadoras es buena, o mala, pero nunca será indiferente a los apasionados por el circo. Se trata de una cuestión existencial, de preguntarse quién es formula uno.

Si a finales de los 70's la mayor parte de los equipos eran de garagistas, (y la gerra FOCA-FISA fué llevada en este ambiente) no era por acaso: la resistencia contra una institución atrasada y bizarra era principalmente contra las trabas que ponía a la creación de una nueva  F1: un megaconglomerado transnacional generando un negocio megamillonário impulsado por el no menos megalómano Bernie Ecclestone, a cargo de una trasmisión televisiva global. El negocio todavia estaba en la venta de entradas que proveeeria de un premio en efectivo el domingo por la tarde, pero al parecer solo Bernie había pesado el poder de las imágenes de la guerra de vietnam trasmitidas al vivo.

Y funcionó. al momento de la retirada de Balestre, las montadoras ocupaban un lugar en la F1, principalmente gracias a la trasmisión televisiva al vivo para el mundo entero, un espacio de propaganda sin igual, si consideramos que en ese tiempo no habia otro paradigma de comunicación en massa de tal impacto (seamos realistas, escuchar la trasmisión radial de una carrera es masoquismo).

Tres factores mudaron el mundo de la F1 en los ochenta: primero fué la mediatización del mismo, que pedía menos accidentes; segundo la saturación del grid por grandes montadoras, que pedian probar adelantos tecnológicos (entre ellos de seguridad) y menos accidentes (no se ve bien ver a tu industria arrastrándose por la grava); y finalmente la entrada en masa al mercado automotriz mundial de las mujeres, que claro, no iban a seducirse por un deporte lleno de muertos, y accidentes.

pero ya en 1994 este tipo de ciclo también se habia completado, y las montadoras no estaban trayendo nuchos nuevos adelantos. Estaban haciendo una fiesta de millones por el paddock, y los viejos garagistas no aguantaban la lambanza. la F1 ganó fuerza en oriente y mercados emergentes, en todo lugar donde haya una venta de carros, habia un apasionado por F1. Y eso es bueno, solo que no es lo que algunos aficionados esperaban de la F1, porque paradójicamente esta llegada de millones no nos trajo más emoción o más sobrepasos. con el congelamiento de motores, la F1 perdió definitivamente el liderazgo en adelantos tecnocógicos, y se convistió en eso: una fiesta de millones de dólares, para millones de personas. 

La categoría, al contacto con esta nueva realidad, se afeminó, y perdimos a los pilotos con coraje de hacer grandes sobrepasos. por increible que esto parezca, la intención era de atraer público. Esto no es culpa de las montadoras, y sí de un conjunto de factores, que hizo de quienes piden sangre una minoria.

Fué en esa época, mucho antes de la crisis financiera, cuando Ecclestone decidió que era hora de acabar con las montadoras.Ahora, si me dejan deducir por lo que observé del hombre en estos 20 años, la F1 a los ojos de Bernie es una dicotomia entre aventureros independientes y grandes compañias. una visión errada pues una categoria nunca podrá ser ambas. basta decidir por una.

Esto se demuestra en la adopción de medidas que ni favorecen a un grupo ni perjudican al otro, tratando de mantener a ambos al tanto. una falta de carácter que es la génesis que matará a la Formula uno si no se hace anda al respecto. estamos a punto de ver, cuando este pifio pacto de la concordia acabe en 2012, a todos los integrantes preguntándose qué es formula uno, y que queremos que ella sea. un grid de adopción libre de llantas o proveedor único? un chasis independiente o una uniformidad del mismo? congelamiento de motores o millones invertidos en él? un tercer piloto o equipos pequeños con un carro y un piloto? mucho dinero o aventureros abriendo equipos nuevos? recuperar los circuitos tradicionales, o construir uno en la sede de la Hunday?

y la mayor parte de ellos, no sabe las respuestas.

Estamos en la tierra de nadie, pero es mia....
(Charlie García, canción de Alicia)

8 comentarios:

  1. Está visto que los equipos se autorregulan, o sea que libertad total. Total, da igual que intenten contener gastos. Llevamos años así y sólo las crisis han conseguido que bajen los presupuestos. O eso o el límite presupuestario, que es bastante difícil de controlar.

    ResponderEliminar
  2. Comparto las voces que piden libertad, que sea el padock quien se autoregule, que ya son todos mayores de edad para decidir por sí mismos.

    ResponderEliminar
  3. Os dejo las declaraciones de un presidente de una federación deportiva; no, aunque lo parezca, no es presidente de ninguna sociedad anónima cuya lícita pretensión es hacer el mayor negocio; no, es el directivo de un deporte que ya sabéis, pretendía mens sana in corpore sano. Paradojas.
    "El presidente de la Federación Internacional de Automovilismo, el francés Jean Todt, trabaja a destajo para hacer más atractiva la Fórmula 1: "Hay que hacerla de nuevo apetecible. Este mundo se ha mantenido demasiado parado. El "abaratamiento de los costes", un "espectáculo mejorado" y un aumento en la cifra de negocio deben ser las prioridades para devolver al 'gran circo' a su etapa dorada".

    ResponderEliminar
  4. A mi no me parece mal que se hayan ido Toyota, BMW, Honda...aunque podrian haberse quedado como suminstradores la verdad, y mantenian un nexo con la maxima competicion, la verdad.

    Me gusta mas el camino de vuelta que esta tomando la F1. Mas aventureros como dices tu.

    La libertad del padock depende de si interesa o no a Bernie. Deberian hacer mas caso a la FOTA la verdad.

    Por otra parte, podrian limitar el presupuesto por monoplaza puesto en pista y dejar a equipos que corran con un solo coche si no son capaces de reunir pasta para dos. Igual algunos proyectos sucumbirian, pero otros podrian asentarse y reunir mas dinero para otro año y lanzar otro monoplaza.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  5. Essa relação entre cartolas, montadoras e mídia na Fórmula 1 sempre foi muito complicada. Outro dia vi no Youtube uma entrevista de Piquet no início dos anos 80 dizendo que os chassis mais perigosos eram justamente os da Ferrari, Renault e Alfa Romeo: as três equipes 'de fábrica'.

    Paradoxalmente, como você muito bem apontou, eram elas as mais interessadas em segurança no esporte.

    Em 85, Bernie defendia que as montadoras deveriam se limitar a entregar motores às equipes tradicionais, porque o corporativismo delas impedia a tomada de decisões rápidas e as tornavam equipes muito dispendiosas e de poucos resultados em pista.

    Enfim... hoje Bernie parece mais interessado em defender o investimento da CVC Capital Partners do que em assegurar o futuro da categoria. Ele próprio talvez saiba que daqui a 15 anos não deve mais estar aqui, e não se preocupa se a F1 vai sobreviver à sua morte.

    ResponderEliminar
  6. tienes razon.. a bernie solo le interesa él y nadie más que él.. temo que cuando este señor se retire o muera.. (bueno nadie es eterno) se va a llevar a la F1 con él... yo creo que los equipos quieren independizarse de este señor, él hace todo a su antojo y no deja ser.. solo por dinero, no le importa el deporte..

    ResponderEliminar
  7. Grande Xará,


    Os anos vão passando e os interesses vão se transformando.


    abraço

    ResponderEliminar

sinta-sé a vontade de comentar em portugués
comentarios y ideas en español son bienvenidas